Saltar al contenido

El cerebro no es una computadora, Edelman y Tononi

“…el cerebro posee características especiales de organización y funcionamiento que no parecen ser coherentes con la idea de que siga una serie precisa de instrucciones o de que realice cálculos. Sabemos que el cerebro está interconectado de una manera que ningún ingenio humano puede igualar. Para empezar, los billones de conexiones del cerebro no son exactas: Si nos preguntamos si las conexiones de dos cerebros del mismo tamaño son idénticas, como lo son las conexiones de dos procesadores del mismo tipo y fabricante, la respuesta es no. A la escala más fina, no hay dos cerebros que sean iguales, ni siquiera los de los gemelos idénticos. Por bien que el patrón global de conexiones de un área cerebral determinada pueda describirse en términos generales, la variabilidad microscópica del cerebro en las ramificaciones más sutiles de sus neuronas es enorme, y esta variabilidad hace que cada cerebro sea único. Estas observaciones plantean un reto fundamental a los modelos del cerebro basados en instrucciones o computación.”
Edelman y Tononi (2005). El universo de la conciencia, Barcelona: Crítica, p. 61.

V.S. Ramachandran: las neuronas que dieron forma a la civilización

¿De qué es capaz la inteligencia artificial? DW Documental

Percepción del color: Diferencias culturales (Tribu Himba)

Adela Cortina: Presente y futuro de la neuroética

Imagen

Apuntes filosóficos. Dossier Filosofía de la mente

La Neurociencia de la Conciencia, Anil Seth